EL PAIS › LA UTA ECHARIA A DELEGADOS DEL SUBTE Y HABRIA PARO

Conflictos en el andén

 Por Laura Vales

A un mes de que se realicen elecciones en el subte, la Unión Tranviarios Automotor (UTA) inició el proceso para expulsar del sindicato a todo el cuerpo de delegados. Los representantes de base fueron acusados por los dirigentes del sindicato de no acatar sus decisiones; con la expulsión, los delegados quedarán fuera del gremio y además inhabilitados para presentarse como candidatos en las próximas internas. Se trata de una medida inédita en los últimos veinte años de historia sindical y también del inicio de un seguro conflicto, ya que los trabajadores comenzarán a discutir en asamblea medidas de fuerza y es muy probable que vuelvan los paros en el servicio.

El cuerpo de delegados de Metrovías está formado por militantes de la izquierda apartidaria, trotskistas y peronistas. Como delegados, fueron elegidos por el voto directo de los trabajadores –no designados por la UTA– y mantienen con el sindicato un enfrentamiento histórico, ya que no responden a la conducción. En los últimos diez años, los representantes de base impulsaron fuertes conflictos laborales. Subieron los sueldos hasta convertirlos en los más altos del sector, redujeron la jornada laboral a 6 horas, crearon con esto 1200 nuevos puestos de trabajo e incorporaron a la empresa a los empleados tercerizados. Desde un punto de vista gremial se trató de una gestión exitosa, pero en cada uno de estos conflictos la brecha con la UTA se hizo mayor. Cada vez que se desarrollaba una negociación con la empresa, aparecía la disputa por la representación gremial entre el sindicato y el cuerpo de delegados. Ese enfrentamiento, que ya tiene casi una década, parece a punto de llegar a un desenlace.

El martes será un día clave, ya que la UTA convocó para la jornada a un congreso extraordinario en el que sus congresales votaran por sí o por no a las expulsiones. Hasta ahora actuó una Comisión de Etica Gremial, que recomendó revocar el mandato de los delegados y echarlos; el paso siguiente es que los congresales escuchen ese informe y tomen su decisión. El sindicato invitó a los delegados a concurrir al congreso extraordinario, que se realizará en el predio recreativo que la UTA tiene en Moreno, para “escuchar el dictamen” y “ejercer su derecho a defensa”, pero los delegados anticiparon que no irán.

Todo indica que el ciento por ciento de los congresales votará en contra de los delegados, ya que la conducción del sindicato fue electa por lista única, es decir que no hay dentro de la UTA congresales por la oposición. “Por la magnitud de la medida se trata de un hecho sin antecedentes desde la vuelta de la democracia. Ha habido casos de sindicatos que echaron a delegados pero no a todo un cuerpo”, dijo Daniel Giménez, del Taller de Estudios Laborales.

Fuentes del Ministerio de Trabajo dijeron a PáginaI12 que la cartera que conduce Carlos Tomada evalúa cómo intervenir ante la situación, que afecta a un servicio muy sensible por la cantidad de pasajeros que transporta diariamente. Sin subtes, Buenos Aires se vuelve caótica. Por otra parte, los abogados de los delegados presentaron amparos para que la Justicia frene las expulsiones. En cuanto a la extensión y modalidad de las medidas de fuerza, serán anunciadas durante el día de hoy en una conferencia de prensa.

La mayoría de los delegados que ayer hicieron declaraciones hablaron del paro como la medida más probable. Charly Pérez, de la línea B, señaló que todavía no está definido si será por 24 horas o por tiempo indeterminado, pero que la situación “es muy tensa”. Roberto Pianelli, de la línea E, apuntó que las características de la protesta están siendo discutidas por sector, en las cinco líneas –de la A a la D– que conduce el cuerpo.

  

Los delegados fueron acusados por el gremio de no acatar sus decisiones.
Imagen: DyN
 

Pagina/12 - hosted by IFX
2000-2008 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Todos los Derechos Reservados