Taller de Estudios Laborales

La Salud Laboral es de lo más bonito que puede hacer un delegado sindical

PURIFICACIÓN MORÁN. Secretaría de Salud Laboral de CC.OO. de Madrid.
Vienen pisando fuerte. Son jóvenes, aprenden a marchas forzadas y van sobrados de ganas, de ilusión y, por qué no decirlo, de rabia contra tanta injusticia. Aunque los delegados de prevención más veteranos no llevan ejerciendo más de ocho años, ya se está produciendo un relevo generacional. Muchos trabajadores jóvenes se aproximan a la acción sindical a través de la salud laboral.

Hablamos con Alejandro, Joaquín, Elena, Raúl y Ricardo. Son Delegados de Prevención madrileños y pertenecen a comités de empresa cuya media de edad ronda los 30 años. En muchos casos la plantilla de sus empresas también es joven.

Fueron ellos los que promovieron el primer comité que existe en sus empresas en las que nunca antes había habido representación sindical. No tienen, por tanto, muchos referentes ni modelos a seguir. Son ellos los que marcan sus propias pautas de acción sindical, rompiendo las reticencias de empresas poco habituadas a negociar ni a llegar a acuerdos con los trabajadores.

Les llegan mensajes de que la prevención es cosa de todos. Pero cuando se sientan a la mesa del Comité de Seguridad y Salud descubren que los riesgos no afectan a todos por igual, que su visión de los problemas difiere de la de la empresa y que las prioridades no son las mismas. Así van llegando a la convicción de que finalmente es la correlación de fuerzas y el apoyo e implicación de los trabajadores lo que desbloquea las soluciones y produce los cambios favorables en la salud y seguridad en el trabajo.

¿Cómo surgió la idea de crear un Comité de Empresa?

Alejandro Romero, 26 años, de CyB, empresa de madera de Valdemoro: 'Decidimos crearlo por tantas injusticias como se estaban produciendo. La idea surge porque nos estaban apretando demasiado'.

Joaquín Sánchez, 30 años, trabaja en CECOSA, la compañía europea donde se fabrican las monedas de euro antes de ser acuñadas: 'La mayor parte de nosotros procedíamos de otra empresa en la que había una fuerte tradición sindical y vimos la necesidad de crear el comité ya que ésta era una empresa de nueva creación, con gente inexperta en los procesos de trabajo y una media de edad de 26 años o menos. Transmitimos la necesidad de que hubiera afiliación y participación. Teníamos la experiencia y el apoyo de CCOO'

¿Por dónde se empieza cuando te eligen delegado/a de prevención?

Elena de Prado, 27 años, delegada de una empresa de fabricación de células fotovoltaicas, BP-SOLAR, en Tres Cantos: 'Al principio no sabíamos qué significaba ser delegadas de prevención. Cuando llegamos vimos que la empresa tenía un montón de metodología y protocolos para trabajar en prevención pero que no se aplicaban y empezamos a solicitar reuniones para participar en todo. Poco a poco, fuimos preparando las reuniones y con la ayuda de los asesores del sindicato hemos ido aprendiendo.'

Ricardo Royón, 24 años, de EXEL-LOGÍSTICA, empresa de transporte y distribución de mercancías por carretera: 'Cuando empezamos a ejercer de delegados de prevención no había evaluación de riesgos ni plan de prevención, nadie tenia ropa para el frío y nunca se había dado formación. Solicitamos a la empresa la documentación de prevención y ésta nos presentó un plan de prevención cuyas actividades eran de risa. Tras fracasados intentos de negociación, denunciamos a la empresa por no ejecutar ninguna de las acciones en plazo'.

¿Cómo hay que montárselo para que la empresa te haga caso?

Raúl Agudo, 25 años, delegado de prevención de CHAYSOL (chapa y soldadura) de Pinto: 'Nos cuesta estar al tanto de cuándo vienen los técnicos de la mutua para realizar una medición ya que ellos no exigen nuestra presencia para que les acompañemos tal y como dice la Ley. En la empresa no dan mucha participación porque no estaban acostumbrados a la existencia de un comité y de unos delegados activos, lo ven como una injerencia y una merma de su autoridad y poder'.

Elena de Prado: 'En ocasiones la empresa no te tiene en cuenta a la hora de planificar una acción preventiva y tienes que ponerte seria para que comprendan que no pueden dejarte al margen. Tienes que hacerles ver que estás de delegada de prevención para participar y que representas a los trabajadores'.

¿Cuáles ha sido los mayores logros que habeis conseguido?

Alejandro Romero : 'Hemos conseguido que haya acuerdos y diálogo, cosa que anteriormente, nunca había habido'.

Ricardo Royón: 'Hemos conseguido 60 horas anuales pagadas de formación para los delegados y formación para todos los trabajadores sobre los riesgos de su puesto. Las posturas forzadas y los sobreeesfuerzos son los problemas más graves que tenemos en la empresa y aunque aún queda muchopor hacer, ya se están haciendo cosas. Es el caso de los carretilleros que están casi todo el tiempo mirando para arriba para bajar los palés y esto es difícil de evitar, pero hemos conseguido que una vez al mestengan una sesión de masajes para prevenir lesiones en la espalda. Para evitar atropellos y choques por carretillas, se han colocado espejos en los puntos de mayor riesgo de la nave y se han reducido notablemente los accidentes'.

Joaquín Sánchez: 'Hemos logrado que todos los trabajadores tengan formación sobre la peligrosidad de los productos con los que trabajan. Tuvimos un grave accidente en el que por un derrame de sulfúrico un compañero de 28 años ha quedado incapacitado. Después de aquel accidente hemos hecho paralizaciones por riesgo grave e inminente. Denunciamos a la empresa y hemos conseguido una sentencia en la que se condena a la empresa, al fabricante de la cuba de ácido y al servicio de prevención por haber realizado una evaluación de riesgos deficiente'.

¿Os sentís apoyados por vuestros compañeros?

Alejandro Romero: 'Si van las cosas bien, vale, pero cuando van malů En general nos sentimos apoyados, aunque no te aplauden ni te regalan flores'.

Joaquín Sánchez: 'Los compañeros nos valoran. La caña que nos da la empresa es un reconocimiento a que lo estamos haciendo bien'.

Ricardo Royón: 'Tienes tus satisfacciones y tus quemazones, sobre todo cuando viene gente con problemas graves. Cuando el resultado es satisfactorio te das cuenta de que esto sirve para algo. La salud laboral es de lo más bonito en las tareas que puede hacer un delegado'.

Elena de Prado: 'Mis amigos me dicen que en que marrón te has metido más tonto, pero es algo que te apetece hacer y punto. Alguien lo tiene que hacer'.

Revista porExperiencia - Boletín de Salud Laboral para Delegadas y Delegados de Prevención de CC.OO. Director Fernando Rodrigo